Así como cuidas tus alimentos congelados para evitar que se degraden, y vigilas su temperatura durante el proceso de cocción, es importante mantenerlos en un ambiente óptimo al estar listos, nadie quiere un platillo viejo o recalentado.

En este sentido, integrar un equipo de cocina que te ayude a preservar los alimentos calientes será muy útil, así lograrás que sus propiedades, como aroma, textura y color, perduren por más tiempo, ofreciendo platillos frescos, jugosos y deliciosos a tus clientes.

Los mantenedores calientes son un aliado perfecto para cumplir con tus objetivos, estos conservan la temperatura ideal de los alimentos, ya que permiten regular el calor a través de un temporizador y un sistema de calefacción.

En el mercado existen varios modelos, siendo los más comunes las parrillas con rodillo y los cajones de acero inoxidable, en forma de horno o con puertas corredizas.

En su mayoría son utilizados como exhibidores para que los clientes puedan comprobar la calidad de los comestibles, e incluso incluyen humificadores para retener la frescura y jugosidad de los platillos. En ellos puede calentarse desde comida casera, hasta panecillos, embutidos y más.

Seguro que ya estás amando este instrumento de cocina tanto como nosotros, así que para que termines de convencerte y te decidas a incluirlo en tu negocio, te presentamos 5 beneficios de los mantenedores calientes:

1-Entrega rápida de comestibles:

Los mantenedores calientes permiten entregar los comestibles rápidamente y de forma muy limpia, puesto que tienen bandejas extraíbles y son de fácil manipulación. Además, también se pueden colocar al alcance de tus clientes para que accedan a los platillos por sí mismos.

2-No más desperdicios:

Debido a que se tiene un control de la temperatura en todo momento, hay pocas probabilidades de que los alimentos se descompongan de forma prematura, lo que se traduce en la reducción considerable del desperdicio de comida (tu bolsillo te lo agradecerá).

3-Calefacción pareja:

El calor en estos instrumentos se distribuye de forma pareja, así que entregas a tus clientes comestibles calientes en su totalidad (esto lo amarán).

4-Ahorro de espacio:

Los mantenedores calientes ocupan poco espacio, dependiendo de tus necesidades y lo que vayas a mantener en su interior, encontrarás un punto estratégico en tu negocio que lo vuelva útil y además, al acomodar los platillos en su interior darás una mejor imagen a tus clientes, haciendo tus platillos irresistibles.

5-Tu mejor amigo en horas pico:

En los buenos restaurantes para cumplir con las exigencias de los clientes se deben preparar los platillos horas antes de su entrega, un mantenedor caliente te ayudará a conservar tus comestibles como recién hechos hasta llegar al paladar de tu comensal.

Será muy útil en horas de alta demanda, ya que la afluencia de clientes no afectará el tiempo de entrega de tus platillos (que estarán bien calientes esperando a ser ordenados).

No olvides que un cliente satisfecho es publicidad andante, que te recomienda, vuelve y trae amigos. Brinda siempre calidad en tu servicio, invierte en los mejores equipos y tendrás el éxito asegurado.