Te levantas por la mañana y haces el café en tu cafetera, mientras lees el periódico, la tostadora se encarga de dejar al punto exacto tus panecillos, dos aparatos volvieron tu vida más sencilla, y en menos de 15 minutos estás listo para ir a trabajar.

La tecnología avanza rápidamente y cada día un nuevo instrumento es creado para facilitar las tareas de los seres humanos, bien sean domésticas o laborales; y el área gastronómica no es la excepción.

Comida y tecnología, el futuro es hoy, ¿nos acompañas a detallar el vínculo entre estos dos conceptos?

La robótica está presente en cada utensilio:

En cada cocina de hoy, se ha añadido equipo multifuncional que permite efectuar varias tareas al mismo tiempo, o bien equipo que facilite llevar a cabo tareas específicas en un corto periodo de tiempo automatizando todo el procedimiento.

Un gran aliado de los restaurantes exitosos, son los lavavajillas u hornos, los cuales incluyen pantallas táctiles y accesorios inteligentes para aumentar su productividad adaptándose al resultado que busques.

Materiales duraderos y 100% de calidad:

Los equipos gastronómicos van más allá del acero inoxidable, cuentan con una amplia gama de materiales 100% de calidad, y tecnología de punta que se utiliza con el fin de hacerlos más durables, ligeros y resistentes. El sueño hecho realidad de cualquier chef.

Maniobrabilidad y capacidad son el objetivo:

Antes, querías un equipo con mayor capacidad te limitabas a comprar uno más voluminoso y caro, aunque en algunos casos puede seguir siendo así, la realidad es que las nuevas tecnologías han permitido el mejor aprovechamiento del espacio.

Es decir que un equipo de tamaño modesto puede de igual manera cumplir con las mismas expectativas que tendrías para un aparato más grande en épocas pasadas, debido al nivel de eficiencia que maneja.

Mira por ejemplo los tostadores industriales, los cuales, a pesar de su tamaño, pueden llegar a procesar más de mil panecillos o más de 300 tostadas por hora. Además, un mayor aprovechamiento del espacio trae como resultado que los equipos sean más cómodos y fáciles de manejar, facilitando las tareas.

El plus, consumo consiente de electricidad:

Seguro que has notado que algunos equipos cuentan con una etiqueta que explica de cuánto es su consumo eléctrico y están ubicados en la llamada “franja verde” (el planeta te da las gracias).

Se debe a que ahora se diseñan modelos que sean amigables con el medio ambiente. En este sentido, si eres consciente de tu entorno hay que buscar equipos eficientes, más aún si se trata de aquellos que funcionan permanentemente, tales como los refrigeradores o los fabricadores de hielo.

La oferta de equipos gastronómicos aumenta cada vez más y aún es desconocido qué se puede esperar de los próximos avances.

Sin embargo, lo que se puede asegurar es que el futuro es hoy, y la industria alimenticia depara cosas fascinantes para que los restaurantes y comercios en general sean más eficientes, presten un mejor servicio y además contribuyan al cuidado de nuestro planeta.